Bikram Yoga Spain
Profesor

María

Profesor Bikram Yoga, María

Profesora Certificada Bikram Yoga Spain ©

Después de darle muchas vueltas, puedo resumir que di el paso de hacerme profesora de Bikram Yoga en 3 razones.

La primera fue una decisión personal, casi vital, hacer algo completamente distinto a lo que llevo haciendo desde que terminé la carrera y me puse a trabajar. Salir de mi foco de pensamiento, sacar la cabeza de un trabajo bastante obsesivo, mover el culo y tomar una decisión en la que solo yo me llevaba el 100% del beneficio.

La segunda, tener el privilegio de pasar más tiempo en este estudio. Porque lo que le diferencia del resto es que cuando entras aquí te sientes rodeado de buena gente, de gente sana, que te enchufa energía positiva y te llama por tu nombre desde el primer día.

Probablemente si no me hubiese sentido tan “entre colegas” no hubiese dado el paso de hacer un esfuerzo que implica tiempo, pasta, y bastante rendimiento físico. Seguro que no.

Y la tercera y más importante, poder transmitir una disciplina que a mí me ha cambiado para hacerme mejor. Hay personas que practican Bikram porque está de moda, otras porque dicen que se pierde mucho peso, otras porque es cool y como lo practica Lady Gaga…

Yo comencé en un momento de mi vida en el que me encontraba mal, dormía peor y tenía ansiedad para un pueblo de chinos. Estaba física y anímicamente hecha un cromo.

La práctica regular me ayudó y me ayuda a dormir como un lirón, no sufrir un dolor de espalda que se había cronificado, aceptar que mi cuerpo es el que es y querer mejorarlo con esfuerzo y disciplina. En definitiva a estar más días up que down.

Y aunque, aprender a dar clases de Bikram Yoga excelentes no es en absoluto fácil (hay tropecientas variables que te distraen…, atender a los alumnos y corregirles, no querer gritarles “chaval, estás escuchando lo que digo ¡sube el pié derecho!”, no olvidar el diálogo…), la satisfacción de que a la salida te digan: “gracias, no sabes que bien me siento”, “soy más feliz y tengo más ganas de levantarme por las mañanas” creo que merece la pena, sin ninguna duda.

Así que una vez más gracias por darme la oportunidad de hacer el training.

María